Holismo Planetario en la Web

El Blog de Ciber-Etica Holistico-Planetaria (CEHP)

¿Te crees muy inteligente?

De: Rodrigo Mires <agarti33@hotmail.com>
Fecha: Mar, 5 de May, 2009 9:26 am
Asunto: Te crees muy inteligente….

;

 
Existe la marcada tendencia de creer que las personas inteligentes piensan bien; esto no siempre es así. La inteligencia puede ser comparada con un auto y el pensamiento (como habilidad) con la destreza del conductor. Un auto excelente no garantiza de ninguna manera que la habilidad del conductor también lo sea.
Edward de Bono ha llamado a esto la “trampa de la inteligencia” y transcribo, a continuación, algunos de los componentes de ésta:
 
1.- Una persona muy inteligente puede construir un argumento correcto y racional para justificar virtualmente cualquier punto de vista. Cuando más coherente es este soporte, menos se necesita explorar la situación. Una persona así puede quedar prisionera de sus propios puntos de vista precisamente por su capacidad para elaborarlos.
 
2.- En la escuela y después, la facilidad de palabra a menudo se confunde con la profundidad. Cualquier persona inteligente que se lo crea caerá en la tentación de hablar mucho sin decir nada.
 
3.- El ego, la imagen del yo y el status de una persona muy inteligente, se basan a menudo en esa clase de inteligencia. De allí deriva la necesidad de tener siempre razón y de ser listo y ortodoxo.
 
4.- El uso crítico de la inteligencia siempre da una satisfacción más inmediata que el uso constructivo. Al demostrar que otro está equivocado uno se siente vencedor y superior. [...] Así es como muchas mentes brillantes quedan atrapadas en esta modalidad negativa (porque es muy atractiva).
 
5.- Las personas muy inteligentes parecen preferir con frecuencia la certidumbre del pensamiento reactivo (resolviendo crucigramas y cosas por el estilo). Lo que hacen es reaccionar frente a un montón de datos que se les entregan. En vez de pensar, clasifican. [...] En el pensamiento proyectivo, la persona que piensa tiene que crear el contexto, los conceptos y los objetivos. Tiene que pensar de forma expansiva y especulativa. Por inclinación natural o por educación, las personas muy inteligentes parecen preferir la forma de pensar reactiva. En la vida real suele ser más necesario el pensamiento proyectivo.
 
6.- La pura velocidad física de la mente muy inteligente la conduce a saltar a conclusiones partiendo de unas pocas señales. La mente más lenta tiene que esperar más, examinar más señales, y puede llegar a una conclusión más apropiada.
 
7.- Aparentemente, las personas muy inteligentes prefieren -tal vez por estímulos externos- darle más valor a la habilidad que a la sabiduría.
 
Estos puntos dan para reflexionar y espero que ayuden para que cada uno de nosotros pueda lograr, con el tiempo, un pensamiento más eficaz.
 
Fuente: Libro “Aprender a pensar” de Edward de Bono
 

Rodrigo Mires

mayo 5, 2009 Posted by | Psicología | , , , , , | Deja un comentario

   

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 494 seguidores

%d personas les gusta esto: