Holismo Planetario en la Web

El Blog de Ciber-Etica Holistico-Planetaria (CEHP)

El Perú no es Lima

“El Perú es Lima; Lima es el Jirón de la Unión; el Jirón de la Unión es el Palais Concert; y el Palais Concert soy yo”. (Abraham Valdelomar)

No, señores, El Perú no es Lima, el Perú no es la oligarquía capitalina, el Perú no es la clase más ilustrada educada inicialmente en los mejores colegios limeños de formación europea o en lengua inglesa y posteriormente educada en las mejores universidades privadas de Lima, el Perú tampoco es la gente de tez blanca, cabello rubio o castaño claro y ojos verdes o azules. EL PERÚ, señores, son TODAS LAS SANGRES.

El Perú es el negro, el indio, el mestizo, el chino, el cholo y toda la diversidad de matices posibles con la que convivimos a diario. Como decía Ricardo Palma, el que no tiene de inga tiene de mandiga. Así es que mientras la oligarquía capitalina concentre todo el poder económico, político y cultural e impida que las provincias se desarrollen, el Perú, en su conjunto, seguirá sumido en el subdesarrollo en el más amplio sentido del término.

De muy poco servirá que Lima crezca económicamente si las provincias permanecen sin el suficiente desarrollo ecónomico y tecnológico. Sin focos de desarrollo en el interior del país, el Perú no podrá progresar de manera sólida y sostenida. Si sólo Lima participa de las bondades de la modernidad, el Perú seguirá siendo un país que, teniendo todos los recursos naturales y las capacidades humanas necesarias y estando destinado por ello a convertirse en una potencia en Sudamérica, se mantiene aún muy rezagado con respecto a otros países sudamericanos con menores recursos y con las mismas o incluso inferiores capacidades humanas.

No basta con que el peruano sea ingenioso, habilidoso, recursero -mil oficios-. El peruano -cualquier peruano sin excepción- debería ser reconocido y valorado por igual. La valoración de lo foráneo por encima de lo nacional es, sin duda, una manera en que se observa este terrible cáncer social. Sólo cuando el peruano respete y pueda trabajar junto a otro peruano valorando sus talentos y virtudes, sin importar sus diferencias étnicas, religiosas, políticas, de clase social o de condición económica, el Perú podrá ser el gran país con el que todos soñamos.

Sin resolver el problema social -de comprensión, aceptación, valoración y reconciliación de todas las sangres- cualquier otra solución será parcial, provisional. Resolviendo la cuestión humana, se resolverá, finalmente, el problema de fondo de NUESTRO PERÚ. Aprendiendo a trabajar juntos como hermanos -en solidaridad interétnica-, aportando cada uno sus particulares talentos y virtudes, logrará nuestro hermoso país salir adelante y ocupar el sitio que le corresponde en el concierto de las naciones del orbe. (VAMC)

marzo 28, 2013 Publicado por | Perú, problemas sociales | , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

   

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 476 seguidores

%d personas les gusta esto: